La manera más facil de perder peso y eliminar grasa

Más divertido que una clase de spinning y seguro quema más grasa.

¿Sabias qué? Hace menos de 50 años la mera idea de hacer ejercicio con el fin de perder peso y quemar grasa habría parecido muy extraña. El ejercicio se hacía más con el fin estar sano y/o aumentar capacidad física.

Algo que cambió todo esto fueron los avances en la tecnología y la gran disminución en la actividad física, entre otros factores.

Es verdad que estos avances hacen nuestras vidas mucho más fáciles y cómodas, hasta tal punto que se pueden pasar días sin hacer ningún esfuerzo físico en absoluto.

Y seguro que conoces más personas que pasan aun más tiempo sedentario.

Gracias a la tecnología moderna, casi todas las personas que viven en los países desarrollados, desde los agricultores hasta las amas de casa, hacen mucho menos actividad física en general.

Se utiliza el ascensor en vez de la escalera, usamos el auto automóvil o autobús en vez de nuestros pies, pasamos muchas horas cada día sentados, usamos aparatos electrodomésticos en vez de nuestras manos etc.

¿Tan difícil es empujar un carrito?

Hoy en día no nos vemos obligados a movernos mucho en nuestras vidas cotidianas y se nota mucho en nuestras cinturas.

En este articulo vamos a echar un vistazo a un componente muy importante de nuestros metabolismos, la termogénesis por actividad sin-ejercicio (TASE), y cómo nos puede ayudar a quemar grasa, bajar de peso y ponernos en forma.

Y sin sudar y sufrir en el gimnasio. ¿Te parece bien?

¿Que es la termogénesis por actividad sin-ejercicio (TASE)?

TASE es un término científico para describir la parte de nuestros metabolismos asociada con las calorías quemadas por realizar cualquier movimiento hecho sin el propósito de hacer deporte. Por ejemplo andar, estar inquieto, preparar comida, labores domésticos, las actividades laborales, subir/bajar por las escaleras, trabajo del jardín, estar de pie, bailar etc.

La ciencia demuestra muy claramente que existe una relación directa entre TASE (conocido en Inglés como NEAT, non-exercise activity thermogenesis) y el nivel de grasa que tenga una persona.

Es decir, cuanto menos se mueva una persona más grasa y sobrepeso va a tener en general.

Hay evidencia también de que puede que esta relación funcione también al revés, que cuanto más sobrepeso tenga una persona, menos se mueva en general. Este efecto bola nieve es bastante preocupante.

De todos modos no cabe duda de que las personas que más están en forma y con los cuerpos más atractivos son las que se mueven más en general, y no solo por realizar ejercicio y deporte.

El Dr. Levine, endocrino y uno de los mayores investigadores sobre el tema dice que el TASE representa aproximadamente 30% de las calorías quemadas por actividad física cada día, pero varia entre 15% para personas muy sedentarias hasta 50% para personas muy activas.

Personas obesas y sedentarias (no hacen nada de deporte) parecen pasar en general 2,5 más horas sentadas por día que personas de peso normal que también son sedentarias.

Si estas personas con sobrepeso cambiaran sus hábitos cotidianos, es decir, se movieran más en general, podrían quemar hasta 350 Calorías más por día, según Dr. Levine.

Al largo plazo este déficit calórico (si no se reemplaza con la alimentación) de 350 Calorías va a tener un efecto enorme a largo plazo.

Y acuérdate de que esto es sin hacer deporte o entrenar, simplemente por moverse más. Imagínate el efecto por encima si hicieran deporte.

Cómo quemar grasa y bajar de peso con el TASE – sin sudar ni sufrir en el gimnasio

Cuando piensas en quemar calorías y grasa, me imagino que estás pensando en algo como entrenar en el gimnasio, realizar una clase dirigida de ejercicio, nadar o correr, es decir hacer algún tipo de ejercicio programado.

Hay una creencia de que la única manera de bajar de peso es sufrir y sudar en el gimnasio y hacer dieta.

Para estar en forma, tener un cuerpo tonificado y tener suficiente músculo es imprescindible hacer entrenamientos adecuados e intensos y seguir una buena alimentación con cantidades sensatas.

Esto es especialmente prudente si tu trabajo o estilo de vida cotidiana son sedentarios, que es el de casi todo el mundo en los países desarrollados.

Aparte del deporte y ejercicio perderías mucha más grasa si tuvieses un TASE más alto y fueses más activo en general.

No sólo importa la cantidad de calorías que quemas entrenando sino también importan muchísimo las que quemas fuera.

Caminar es sin duda la actividad que más contribuye al TASE, y el tipo de trabajo que haces tiene una mayor influencia sobre esto. Si eres un mensajero de correos andas mucho más que una recepcionista que se queda sentada todo el día.

Hagas lo que hagas, hay muchas maneras de aumentar tu TASE y aumentar las calorías que quemas en general cada día.

Y lo bueno de las siguientes maneras es que son fáciles hacer. Aunque sean de baja intensidad y cada actividad sóla no quema muchas calorías, acuérdate de que si forman una parte habitual de tu estilo de vida el efecto de la suma va a ser muy grande.

Como tener un estilo de vida más activo

Aquí tienes una lista de ideas para ayudarte a aumentar tu TASE para quemar grasa y conseguir un cuerpo magro y en forma.

  • Usar la escalera en vez del ascensor
  • Estar de pie o ir de un lado al otro más en vez de estar sentado, aunque puedas sentarte, no significa que debas sentarte.
  • Ver la televisión menos, o por lo menos comprar una cinta (banda) de correr o bicicleta estática para hacer algo físico mientras la ves.
  • Pasear el perro u otra mascota.

    Si no tienes perro, pues hay otras mascotas que puedes pasear…

  • Si trabajas sentado, pon una alarma para recordarte que cada hora te levantes y hagas unos estiramientos, que des un paseíto o que hagas algunos ejercicios de peso corporal durante unos minutos.
  • Incluso si trabajas sentado pero no te permiten levantarte cuando quieras intenta moverte un poquito más aunque estés sentado. Se ha demostrado que la gente más nerviosa tiene menos grasa corporal.
  • Si tienes niños, haz tanta actividad física con ellos como sea posible, es decir jugar con ellos. Si la distancia no es muy larga, caminar en vez de conducir el automóvil, usar transporte publico o montar en bici.
  • Si el recorrido sí es largo, montar en bici en vez de conducir el automóvil o tomar transporte publico.
  • Siempre, siempre, siempre buscar oportunidades para caminar.
  • Pasar menos tiempo libre viendo la tele, navegando en internet o jugando video juegos y dedicar este tiempo a hacer actividades más participativas y sociales, como clases de baile, senderismo, artes marciales, etc.

Bueno,  espero que tengas buenas ideas de lo que puedes hacer para aumentar tu metabolismo y quemar más grasa sin pasar horas sudando en el gimnasio.

Lo ideal seria tener un estilo de vida más activo en general, utilizando algunas de las ideas indicadas anteriormente y realizar con constancia un buen programa de entrenamiento.

Un buen programa incorporaría entrenamiento con resistencia, entrenamiento con intervalos y si el tiempo lo permite el cardio tradicional.

Todo esto convertiría a tu cuerpo en una máquina de quemar grasa, y tendrías los músculos y el cuerpo tonificados y definidos.  Tus niveles de energía serian muchísimo más altos y aprovecharías mucho más de cada día.

Si tienes algunas ideas más de cómo una persona podría estar más activa me encantaría saberlas, así que no tardes en escribírmelas abajo en la caja de comentarios.

Y si tienes una opinión de lo que escribo aquí, también me gustaría saberla.

Muchas gracias por leer mi blog y nos vemos muy pronto.

Un saludo

Oliver

Referencias:

Lorraine Lanningham-Foster, et al. Labor Saved, Calories Lost: The Energetic Impact of Domestic Labor-saving Devices. Obes Res. 2003;11:1178 –1181.

James A. Levine,  et al. Non-Exercise Activity Thermogenesis The Crouching Tiger Hidden Dragon of Societal Weight Gain. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 2006;26:729-736.

James A. Levine. Non-exercise activity thermogenesis (NEAT): environment and biology. Am J Physiol Endocrinol Metab 286: E675–E685, 2004;

James A. Levine et al., The Role of Free-Living Daily Walking in Human Weight Gain and Obesity. Diabetes 57:548–554, 2008

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>